Florpedia

Rosas 
Cuidado de las rosas 
Cuidado de las rosas en miniatura 
Cuidados de los rosales 
Cuidados de rosas 
Dibujos de rosas 
Fotos de rosas 
Historia de las rosas 
La Rosa de Mosqueta 
Las etapas de los rosales 
Plantar rosales 
Ramos de rosas 
Rosa de navidad 
Rosa de porcelana 
Rosa del desierto 
Rosa inglesa 
Rosal enano 
Rosas azules 
Rosas negras 
Rosas rojas 
Significado de las rosas 
 
Secciones de Florpedia

Árboles y arbustos 
Bonsáis 
Césped 
Claveles 
Flores 
Jardín 
Orquídeas 
Plantas 
Plantas de interior 
Plantas exóticas 
Plantas medicinales 
Plantas suculentas 
Ramos de flores 
Rosas 
Florpedia en Facebook
Florpedia en Google+
Florpedia en Twitter

Cuidado de las rosas

Cuidado de las rosasLas rosas se encuentran dentro del grupo de las flores que con más frecuencias se regalan. En ramos, de forma independiente, dentro de cajas diseñadas para la ocasión o acompañada de la planta son algunas de las formas en se pueden ofrecer a seres queridos, familiares y amigos.

Existen numerosos centros donde se comercializan rosas, sin embargo, para los amantes de estas flores no hay nada mejor que cultivar sus prosas rosas. Es como tener en casa una niña mimada. Y no solo por ser la preferida de las plantas sino por los cuidados que implica un rosal.

AGUA Y SOL

Los rosales son plantas amigas del sol. Lo necesitan para su crecimiento y etapa de floración. No obstante, los rayos solares pueden dañarla durante el verano si la exposición es directa y no se requiera con agua como es preciso.

En este punto, es válido destacar que las rosas requieren de un regado constante durante esa estación del año. Como la tierra se seca con rapidez, se recomienda, en dependencia del terreno y según el clima, hidratar las rosas en las mañanas permitiendo que el agua penetre el suelo, al menos dos veces a la semana. Nunca permitas que el agua quede acumulada sobre hojas y flores pues estas pueden ser atacadas por hongos y plagas.

Para conservar la humedad de los rosales y evitar que crezcan malas hierbas alrededor de los troncos se recomienda colocar mulch, pajote o viruta de jardín. Es importante, siempre, dejar un espacio entre el material empleado y la planta para que no se enferme con hongos u otras enfermedades.

MANTENIMIENTO DEL ROSAL

Las hojas y las flores en un rosal solo son hermosas cuando se encuentran frescas y vivas. Es por ello, que eliminar las flores y hojas secas del arbusto es una tarea que no se debe pasar por alto. Más allá de brindar belleza a la planta se evita que las plagas la empleen como refugio pues resulta común que algunas se alojen debajo de las partes secas del rosa.

De igual forma, se deben eliminar los tallos secos, así como aquellos que de los cuales no broten floren. Es bueno hacerlo para que la panta recupere energía y vaya tomando la forma que más nos guste. Se recomienda cortar las ramas lo más cerca posible del tronco central de la planta.

Asimismo, los tallos y malas hierbas que crezcan desde el suelo deben ser eliminados también. En todo los casos siempre es mejor tener solamente un tallo principal.

ROSAS EN MACETAS

Las rosas plantadas en macetas se deben tratar como rosales jóvenes por lo cual es importante asegurarles la humedad necesaria ya que sus raíces son cortas.

A la hora de plantar un rosal enano, es preferible usar macetas de barrio, en lugar de las de plástico, pues las primeras conservan mejor la humedad. Los recipientes de plásticos suelen pudrir las raíces. No obstante, en todos los casos es importante crear un drenaje adecuado a cualquiera de las macetas.

FERTILIZANTES

La primavera, la floración y el verano son los tres momentos del año más oportunos para fertilizar los rosales. Es importante respetar esas etapas, principalmente la última pues abonar una planta con atraso implica el crecimiento de brotes que se congelarán y morirán durante el invierno.

Para fertilizar las rosas es mejor emplear productos orgánicos pues estos no queman la planta. Se recomienda, además, regar bien el arbusto el mismo día que reciba el abono.

Lo ideal es utilizar fertilizantes orgánicos que no quemen las plantas. Recuerda que el sol está en pleno apogeo y estas no necesitan más bofetadas. Asegúrate de regar de forma profunda el mismo día que las fertilices.

PLAGAS Y ENFERMEDADES

El pulgón verde, los escarabajos, los oídios y hongo son las principales enfermedades que suelen atacar a los rosales. Esto ocurre, fundamentalmente, durante el verano, por lo cual además de eliminar las partes secas de las plantas es necesario regarlas con algún líquido preventivo.

Lo recomendable es rociar la planta con algún fungisida e insecticida orgánico. Es primordial que el producto se aplique en las dos caras de la hoja.



    
Aviso Legal   •   Condiciones de uso   •   Cookies   •   Trabaja con nosotros   •   Contacto