Florpedia

Rosas 
Cuidado de las rosas 
Cuidado de las rosas en miniatura 
Cuidados de los rosales 
Cuidados de rosas 
Dibujos de rosas 
Fotos de rosas 
Historia de las rosas 
La Rosa de Mosqueta 
Las etapas de los rosales 
Plantar rosales 
Ramos de rosas 
Rosa de navidad 
Rosa de porcelana 
Rosa del desierto 
Rosa inglesa 
Rosal enano 
Rosas azules 
Rosas negras 
Rosas rojas 
Significado de las rosas 
 
Secciones de Florpedia

Árboles y arbustos 
Bonsáis 
Césped 
Claveles 
Flores 
Jardín 
Orquídeas 
Plantas 
Plantas de interior 
Plantas exóticas 
Plantas medicinales 
Plantas suculentas 
Ramos de flores 
Rosas 
Florpedia en Facebook
Florpedia en Google+
Florpedia en Twitter

Cuidado de las rosas en miniatura

Cuidado de las rosas en miniatura“La naturaleza es ciega y no se equivoca”, así reza un viejo refrán que se aplica en numerosas ocasiones. Y si a esto se le une un poco de ciencia, pues podríamos decir que, incluso para las más pequeñas necesidades existen soluciones.

Esto también podemos aplicarlo a las rosas. Y es que de acuerdo al espacio que dispongas en tu hogar puedes elegir variedades de rosales grandes o arbustos en miniatura. Si eres de los que viven en apartamento y solo puedes cultivar en macetas para tu terraza y balcón, las rosas miniaturas son ideales. Pero, ¿cómo cuidar las rosas en miniatura?

Consejos para cuidar las rosas en miniatura

Para sobrevivir, estas plantas siempre deben tener la tierra húmeda. Por ello, debes prestar especial atención al riego. Recuerda que las rosas que siembras en tu jardín, en tierra libre, pueden buscar agua gracias a sus profundas raíces.

El buen estado de una rosa en miniatura también está relacionado con el recipiente donde la siembres. Intenta elegir la maceta adecuada, principalmente si esta es de terracota. Asimismo, ten presente que 30 cm. es el diámetro mínimo que necesita una maceta para que las rosas crezcan de forma adecuada. Esto evitará que tengas que trasplantarlas, a menos que tu rosal crezca demasiado.

Tierra adecuada e iluminación apropiada

Antes de sembrar tu rosal, asegúrate que la tierra que emplearás tiene calidad. De igual forma, es oportuno colocar una capa de grava o bolas de arcilla en el fondo del recipiente para garantizar un buen drenaje. Además de lo anterior recuerda siempre mezclar, las mismas proporciones de tierra para macetas, compuesto y tierra de jardín.

Al contrario de otras plantas, las rosas en miniatura son capaces de resistir la luz solar directa. De hecho, es ideal para ellas permanecer expuestas a los rayos de sol. Por ello, nunca las ubiques a la sombra e intenta ponerlas cerca de una ventana o lugar bien ventilado e iluminado.

Podas y fertilizantes

Para podar las rosas miniaturas debes usar una tijera de podar limpia y afilada, con la cual ejecutarás un corte en un ángulo de 45 grados. Tal proceso lo realizarás por debajo del punto donde la caña de tallo y el talón principal se unen. La poda es la actividad que te permitirá eliminar todas las hojas y tallos secos o dañados.

Si deseas aplicar algún fertilizante es preferible que emplees granulados de liberación lenta, los cuales debes enterrar para que poco a poco vayan abonado la planta. De esta forma, no tendrás que aplicar uno producto líquido, ni dedicarle tiempo a esta tarea.



    
Aviso Legal   •   Condiciones de uso   •   Cookies   •   Trabaja con nosotros   •   Contacto