Florpedia

Rosas 
Cuidado de las rosas 
Cuidado de las rosas en miniatura 
Cuidados de los rosales 
Cuidados de rosas 
Dibujos de rosas 
Fotos de rosas 
Historia de las rosas 
La Rosa de Mosqueta 
Las etapas de los rosales 
Plantar rosales 
Ramos de rosas 
Rosa de navidad 
Rosa de porcelana 
Rosa del desierto 
Rosa inglesa 
Rosal enano 
Rosas azules 
Rosas negras 
Rosas rojas 
Significado de las rosas 
 
Secciones de Florpedia

Árboles y arbustos 
Bonsáis 
Césped 
Claveles 
Flores 
Jardín 
Orquídeas 
Plantas 
Plantas de interior 
Plantas exóticas 
Plantas medicinales 
Plantas suculentas 
Ramos de flores 
Rosas 
Florpedia en Facebook
Florpedia en Google+
Florpedia en Twitter

Rosa inglesa

Rosa inglesaTradición y elegancia caracterizan a la Rosa Tudor  o inglesa, flor que constituye el emblema heráldico tradicional de Inglaterra y adquiere su nombre y origen de la Dinastía Tudor.

La rosa Tudor

Según cuenta la mitología griega tras regalarle Afrodita una rosa a su hijo Eros, dios del amor, esa flor devino en un símbolo de amor y deseo. Posteriormente, Eros ofreció la rosa a Harpócrates, y esta se convirtió en emblema del silencio y el secreto.

La rosa Tudor adquirió ese nombre en la edad media cuando una rosa fue arrojada desde el techo del consejo del aposento, y comprometió a todos los presentes a guardar un secreto, o sub Rosa.

Rosa inglesa en la historia

El conflicto que por excelencia protagonizó la rosa inglesa fue la Guerras de las Rosas entre la Casa de Lancaster (Rosa Roja) y la Casa de York (Rosa Blanca).

Entre los usos de la Rosa Tudor se encuentra su presencia en monedas. De tal forma, esta flor se halla en la moneda de veinte peniques británica, así como en el Escudo del Reino Unido. De igual forma, si se observa con detenimiento podremos advertirla en el Escudo de Canadá.

Por su parte, Enrique VIII incluyó una rosa inglesa en el centro del esquema de una pintura de la Mesa Redonda, en el Castillo Winchester. Asimismo, la Rosa Tudor figura en retratos como el “Retrato Pelicano”, de Nicholas Hilliard de Isabel I. De igual forma, el castillo de Deal, Kent, posee la planta en forma de Rosa Tudor.

La rosa inglesa cuenta entre sus antepasados con la rosa Portland, Borbón, Damasco y las variedades Gallica. Sin embargo, sus rasgos modernos provienen de los tés híbridos, las floribundas y las rosas trepadoras modernas.

Características de la rosa inglesa

La rosa inglesa es una flor de tamaño mediano, de fragancia sensual y cálida. Posee tamaño mediano y color albaricoque (más intenso en el interior que en la parte exterior), excelente para combinar en el jardín o en ramos para regalar con tonos morados y rojos.

Esta planta crece a modo de arbustos (algunas se doblan como trepadoras) y posee ramificaciones resistentes. Florece con periodicidad regular.

¿Cómo cultivar una rosa inglesa?

Para sembrar una planta de rosa inglesa debes tener presente varios aspectos importantes, y que son necesarios siempre que desees cultivar. Se trata de conseguir tierra nueva o remover la de tu jardín, cavar un hueco suficientemente ancho y hondo para el crecimiento de sus raíces, así como disponer una distancia prudente entre los arbustos para que las plantas desarrollen su follaje correctamente.

Asimismo, debes asegurarte que el suelo esté húmedo. Esta planta necesita recibir sol directo, al menos ocho horas diarias, por lo que tendrás en cuenta esto para ubicarla en tu jardín. La primavera es el mejor momento para sembrarla.

La Rosa Tudor se debe regar en abundancia. Nunca permitas que el agua caiga directamente sobre las hojas y las flores. Por su parte, recuerda usar abono soluble y granulado, principalmente, durante la época de primavera.



    
Aviso Legal   •   Condiciones de uso   •   Cookies   •   Contacto